Carlos Mario Velásquez, preparador físico, especializado

Carlos Mario Velásquez Orrego
Preparador físico con especialización en atletismo
El licenciado en educación física, Carlos Mario Velásquez Orrego, es uno de los preparadores físicos del equipo profesional del Once Caldas. Este manizaleño de 38 años, especializado en atletismo en la Escuela Internacional de Educación Física y Deportes de La Habana, Cuba, lleva casi 4 años vinculado a la institución.
El profesional expone que pese a las diferencias entre fútbol y atletismo las dos disciplinas se complementan: “La planificación y la metodología son muy distintos, pero del atletismo podemos utilizar algunos ejercicios y métodos para mejorar aspectos de los jugadores, especialmente en la forma de correr y en su rendimiento”.
El profesor Velásquez advierte que su labor va más allá de la capacidad de resistencia del deportista: “La preparación física es muy amplia, a veces la gente piensa que se trata de que el futbolista corra y no se canse. Hay particularidades, cada quien tiene una condición diferente y hay que trabajar de forma general pero también con trabajos específicos para equiparar las diferencias de cada jugador y posición”.
En el conjunto caldense, bajo la dirección del cuerpo técnico, se trabaja a la par la parte física con la técnica y la táctica: “El fútbol cada vez es más físico, los jugadores más estáticos que no ayudan tienden a ser menos usados sino apoyan en marca y no cumplen funciones tácticas. Nosotros tenemos un componente físico grande que aprovecha las condiciones de nuestros futbolistas”.
El preparador físico reconoce que en los últimos años su trabajo es más valorado en el fútbol profesional: “Cada vez es más importante el trabajo de la preparación física, se entiende mejor que un futbolista es un atleta, lo que significa que vive del deporte y que debe mantenerse en las mejores condiciones físicas y deportivas para rendir al tope de su capacidad”.
Wiston Cifuentes es el otro preparador físico que trabaja con el equipo profesional del Once Caldas.