El capitán recuperado y optimista

El capitán del Once Caldas, Andrés Felipe Correa, se incorporó a prácticas con el equipo después de recuperarse plenamente del golpe que sufrió en el juego con Deportivo Cali. El jugador agradece el cariño y los mensajes de aliento de los aficionados. “Pecoso” manifiesta que tiene total convicción en el proceso que desarrolla el Once Caldas y afirma que lo que viene será mucho mejor.

Recuperado y agradecido

“He estado muy bien gracias a Dios, recuperado del golpe que sufrí, en la resonancia practicada recientemente todo salió muy bien, tengo mucha fe que las cosas seguirán bien, gracias a Dios no pasó a mayores”.

“Muy agradecido con las manifestaciones de aliento y de cariño de todos los aficionados después del choque que sufrí en el partido con Cali, incluso dejaron de lado los colores para expresar solidaridad por el ser humano”.

“En la competencia deportiva es más lo que se sufre que lo que se goza, el día que empecemos a disfrutarlo lo vamos a disfrutar todos”

Presente y futuro

“Los objetivos grupales no se pudieron cumplir, las clasificaciones, aunque hay también muchas cosas positivas en individualidades y proceso, en ese sentido se sumó mucho pensando en lo que viene el próximo año en el que tendremos una responsabilidad muy grande de conseguir cosas grandes”.

“El proceso deportivo que está desarrollando el Once Caldas traerá un futuro muy bueno, tengo confianza y convicción por el pensamiento de los directivos y los técnicos. Estoy enamorado de este proyecto, solo queda trabajar prepararnos para lo que viene, las cosas que están adelante son mucho mejores, Dios permita que todo se pueda dar”.

Andrés Felipe Correa, defensor central antioqueño de 35 años, desde su llegada al Once Caldas en 2018, acumula 52 partidos en Liga Águila.