El carrusel de emociones que vivió Correa en Neiva

El experimentado defensor central Andrés Felipe Correa sintió de todo en el partido pasado, en el que Once Caldas se impuso en su visita al Huila. Convirtió el gol para el triunfo, ante su anterior equipo, con la emoción de marcar pero sin celebrar por respeto a su anterior club y a los hinchas, sufrió un golpe al final del encuentro y tuvo que ser relevado: “Eso hace parte de este deporte tan lindo, cosas buenas, alegrías, tristezas, sentimientos encontrados y todo en el terreno de juego, creo que lo positivo de todo fue aportar gol que sirvió para el gol y para 3 puntos, independiente de todo el buen trabajo del equipo, es un trabajo en conjunto, gracias a Dios pudimos traer un buen resultado”.

Sobre el golpe que lo sacó del partido hoy se siente mejor, trabajo pero está pendiente de otras valoraciones médicas: “No quiere uno salir nunca, pero era mejor que entrara otro compañero porque no me sentía bien, hasta ahora siento un poco de dolor en la cabeza, hoy entrené normal, me van a hacer unos exámenes y confío en el Señor que todo salga bien”.

Correa, al igual que los demás integrantes del equipo, está motivado e ilusionado por la buena campaña, el juego desplegado y por los resultados, por eso invita a los aficionados a que hagan sentir su respaldo en las tribunas el próximo sábado: “Si lo deportivo marcha bien lo demás viene añadido, la alergia interna, el ambiente familiar, el buen entorno, esperemos tener más hinchas en el estadio, les hacemos ese llamado par que vengan y disfruten de lo que estamos haciendo no garantizando triunfo pero sí entrega y buen fútbol”.

El equipo entrenó este miércoles en la mañana en la cancha del bosque popular El Prado. De esa forma el conjunto blanco se prepara para su próximo compromiso que será este sábado 25 de agosto, en Palogrande, a las 6 de la tarde, frente al Boyacá Chicó, encuentro correspondiente a la fecha 6 de la Liga Águila.