El debut de Sebastián Palma

Así vivió su estreno en la primera categoría el juvenil defensor del Once Caldas.

Toda la ansiedad previa al estreno, el nerviosismo lógico por ese momento tan esperado, tan luchado, desaparecen cuando el árbitro pita y se toca el primer balón. Así describió Sebastián Palma, el juvenil del Once Caldas, su debut en la Liga Águila, en el juego del pasado lunes, en Palogrande, ante Rionegro Águilas, que terminó 2×1 a favor del visitante.

No fue el resultado ideal para ese instante tan significativo, pero el poder competir en la primera categoría durante 90 minutos, hecho que le ratificó que tiene las condiciones para ser futbolista profesional, compensó todos los años de preparación, las luchas y los sacrificios: “Muy contento por la oportunidad de debutar, queríamos los 3 puntos, no se pudo; recorrí un camino muy largo para llegar hasta acá, gracias a Dios logré el estreno, espero poder seguir acumulando minutos para consolidarme como profesional”.

Los de mayor experiencia siempre son un respaldo para los debutantes, en este caso, el mismo capitán, José Cuadrado, acompañó a Palma en toda la fase previa y le reconoció el buen desempeño, al final del encuentro: “Manejaba muchos nervios, el retraso del partido por la lluvia aumentó la ansiedad por querer salir a la cancha, gracias a Dios tuve el respaldo de mis compañeros que estuvieron a mi lado para darme ánimo. En la concentración estuve con David Gómez y Mauricio Restrepo quienes me aconsejaron para hacer las cosas bien; y Cuadrado me habló mucho y me felicitó después del partido”.

El defensor central, nacido en Puerto Carreño, capital de Vichada, con apenas 18 años, tras conseguir este paso tan importante, enfoca sus metas ahora a ratificarse en cada oportunidad que tenga de jugar y a conseguir grandes logros con el Once Caldas, el equipo que le está brindando las oportunidades de hacer realidad el sueño por el que ha trabajado desde niño: ser futbolista profesional.

Audio de la nota: