Seguir mejorando

Entrenamiento en el Bosque Popular. Novedades de la práctica. Declaraciones de Miguel Nazarit. Reporte médico.

El conjunto blanco de Colombia, líder de la Liga Águila I 2018, se prepara para su próximo encuentro que será este viernes 2 de marzo a las 7:45 de la noche, en el estadio La Independencia de Tunja, ante el Boyacá Chicó. La misión del equipo dirigido por el profesor Huberth Bodhert es corregir los errores del partido anterior y seguir mejorando en el desempeño del grupo en aplicación de la idea de juego.

Esta mañana, el Once Caldas entrenó en la renovada cancha del Bosque Popular el Prado, al sur oriente de la ciudad, la cual fue recuperada por la Alcaldía de Manizales y se encuentra en óptimas condiciones. Allí, el cuerpo técnico dirigió juegos tácticos y algunos espacios de competencia entre titulares y alternantes con el ánimo de automatizar movimientos ofensivos y defensivos para conseguir mayor consistencia en desarrollo de los compromisos.

El equilibrio

Si bien entrenadores y jugadores reconocen que aún no se alcanza el rendimiento ideal, los resultados muestran aspectos positivos como el equilibrio. En 5 partidos, el equipo ganó 4, marcó 8 goles y sólo recibió 2. De ahí que el conjunto blanco sea el primero en la tabla de posiciones de la Liga con 12 puntos y además tiene al goleador, el venezolano Édder Farías que ha marcado 4 tantos.

En defensa uno de los hombres que más se destacó en el último compromiso, la victoria en casa 1×0 sobre el Huila, fue el defensor central Miguel Nazarit. El jugador, titular en los 5 partidos de este semestre, está motivado porque tiene continuidad y por todo lo que está progresando: “Estoy feliz, voy muy bien gracias a Dios y contento con la confianza que me ha dado el profesor Bodhert. En cada partido gano más seguridad, estoy corrigiendo algunos movimientos gracias a las observaciones del cuerpo técnico. Siento que tenemos un gran grupo, que estamos unidos y que podemos llegar muy lejos”.

Departamento médico

El defensor David Gómez no participó del entrenamiento este martes en la mañana. El jugador, que debió abandonar el partido anterior por una molestia, fue diagnosticado por el médico Gustavo Vinasco con una carga en el tendón del abductor de la pierna derecha, situación que le dejaría una semana en fisioterapia.

El lateral izquierdo Felipe Álvarez, que podría sustituir a David Gómez, dijo que se encuentra bien preparado y dispuesto a hacer parte de la nómina titular cuando el entrenador lo requiera: “Nos estamos preparando muy bien, espero estar a la altura si se me da la oportunidad; la idea del profesor es tener mucha movilidad. Tanto David como yo somos muy buenos jugadores, espero poner todo de mi parte para contribuir al objetivo del equipo”.

El Once Caldas volverá a entrenar este miércoles en la mañana, en el proceso de preparación para el juego del viernes, ante Boyacá Chicó, en Tunja.