El Once Caldas ganador del apertura de 1993

Un día como hoy, 3 de junio, en 1993, el Once Caldas enfrentó al Júnior de Barranquilla, en el estadio Fernando Londoño que se encontraba en demolición para darle paso al Palogrande, en el juego de vuelta por la final del torneo apertura. El blanco se impuso 3×2 (4×3 en el global tras el 1×1 de ida) y ganó el campeonato del primer semestre, el premio fue un punto de bonificación, en esa época había solo un campeón por año.

En la imagen, tomada en la cancha del estadio de espalda al sector de occidental -sin tribuna- aparecen: arriba, de izquierda a derecha: Oswaldo Santoya (q.e.p.d.), Néstor Ortiz, Juan Carlos Duque, Juan Carlos Henao, José Aparicio, Óscar Córdoba, Martín Caicedo, Hárold Morales y Martín Zapata (q.e.p.d.). En el medio: Alonso Alcíbar, Luis Quiñonez, Robeiro Moreno, Jahir Abonía, Miguel Asprilla, Gilberto Cabrera y Andrés Quintero. Abajo: Jairo Murillo, Óscar Muñoz, Daniel Tilger, Fabián Martínez, Guido Torres, Blos Romero y Hugo León Patiño (q.e.p.d.).

El juego de ida, en Barranquilla terminó 1×1 (Samaniego y gol en contra de Grau), en Manizales, Once Caldas venció al Júnior 3×2, con goles de Miguel Asprilla (2) y Fabián Marínez, por la visita marcaron: Mackenzie y Hernández.

El Júnior, que finalizó el año como campeón, tenía en su nómina a jugadores como: Carlos “el pibe” Valderrama, Alexis Mendoza, Miguel “niche” Guerrero, Víctor Pacheco, entre otros.

Este fue el segundo título sin estrella para el Once Caldas, ya que en 1983, también enfrentando al Júnior, el blanco se coronó campeón del torneo apertura, para la época se denominó Copa de la Paz.