Juveniles, a prueba en Europa

Johan Beltrán y Joan Ortiz, jugadores juveniles del Once Caldas viajan a Europa este jueves, a realizar pruebas en equipos de fútbol de primera división de República Checa. Beltrán, volante creativo y extremo, va al al F.C. Jihlava, y Ortiz, volante central, va al F.k. Pribran.

Esta oportunidad surgió tras una reunión entre el Scouting euroeo con el presidente del Once Caldas, Tulio Mario Castrillón Tobón. Los dos jugadores estarán a prueba 20 días, si la superan se quedarán a préstamo por un año con opción de compra.

Joan Ortiz y Johan Beltrán, con el presidente del Once Caldas, Tulio Mario Castrillón Tobón

Los dos juveniles, jugadores destacados de la categoría Sub 20, expresaron satisfacción con esta oportunidad y manifestaron que viajan con la intención de darlo todo por ganarse un lugar en el fútbol europeo y por dejar en alto el nombre del Once Caldas, la institución que les formó.

Johan Beltrán, quien nació en Manizales el 18 octubre de 1999, pero creció en La Dorada Caldas, lleva 4 años y medio en el Once Caldas, después de ser seleccionado en las veedurías que el equipo realizó en el puerto caldense en 2014.

Hoy siente que está preparado para este reto: “Me gusta mucho jugar de creativo, hacer pases de gol y anotar. También puedo jugar como extremo. En El Once Caldas he crecido y madurado como persona y como futbolista. Tengo que aprovechar esta oportunidad al máximo para hacer realidad mis sueños y sacar a mi familia adelante”.

Joan Sebastián Ortiz Cabezas, nacido en Tumaco, Nariño el 12 de octubre de 1999, lleva cerca de un año en el Once Caldas, institución a la que llegó proveniente del Júnior: “Me vine porque sentí que acá estaba mi futuro. Me adapté y he aprendido mucho”.

Ahora considera que tiene los argumentos deportivos para encarar este desafío: “Me caracterizo por la agresividad, por el manejo y por filtrar el balón entre líneas. Acá he aprendido mucho para mejorar y corregir errores. Voy a dar lo mejor de mi para quedarme allá y abrirles las puertas a muchos compañeros”.

Los dos jugadores siente que gracias al Once Caldas no solo se han formado como futbolistas y como buenos seres humanos, sino que han dado un paso muy importante para lograr uno de sus grandes anhelos: ir al fútbol de Europa.