Ortiz, un año de muchas enseñanzas

Al finalizar su primer año en el fútbol profesional colombiano, el arquero paraguayo del Once Caldas Gerardo Ortiz manifestó que el 2019 le deja grandes enseñanzas, tras competir en el que considera es un campeonato muy parejo, destaca que después de todo ese aprendizaje aspira a aportar para que en el 2020 el blanco llegue mucho más lejos, clasifique a semifinales y dispute finales.

El jugador indicó que en el cierre de actividades del año, el grupo trabaja para corregir pensando en ganar tiempo frente a los retos de Liga y Copa que trae el 2020:

“Estamos entrenando y aprovechando estos trabajos para seguir mejorando y para despejar la mente después de la competencia del 2019”

De su primer año en el Once Caldas, Ortiz considera que si bien el grupo no consiguió clasificar a semifinales como era su objetivo hay aspectos a destacar para seguir construyendo hacia el futuro: 

“Este año me deja muchas enseñanzas, hay que usarlo como fortaleza para poder hacer un mejor año, entonces hay que entrenar el doble y dar más para estar entre los mejores de Colombia. Siempre hay cosas por destacar, nosotros somos un equipo joven, en desarrollo, en la competencia nunca fuimos sobrepasados por ningún equipo, eso es positivo, afinando algunas cosas, con la base y con los que vengan seguro vamos a dar que hablar en el 2020”.

Gerardor Ortiz, en 2019, fue titular en 35 partidos incluidos Ligas Águila I y II, Copa Sudamericana y Copa Águila, en los que recibió 32 goles, para un promedio de 0,9 por juego. 

En la fase todos contra todos de la Liga Águila I 2019 Once Caldas tuvo la sexta valla menos vencida con 20 goles en 20 partidos, Gerardo Ortiz estuvo en 10 partidos y Sergio Román, en 10, un balance que motiva para seguir mejorando:

“Es un trabajo que hacemos todos, empezando por el entrenador Juan Carlos Henao, los arqueros y toda la parte defensiva, eso es satisfactorio para uno y para el grupo, la idea es seguir mejorando para que ojalá podamos llegar a ser la valla menos vencida el próximo año”.

El guardameta paraguayo de 30 años, con 10 años de experiencia como profesional, 9 en su país, resalta la exigencia del campeonato colombiano:

“Es un torneo muy parejo, cualquiera le gana a cualquiera, eso nos llama a prepararnos de la mejor manera para buscar ser campeones, firmes en el trabajo para alcanzar lo que todos queremos”.

Para el próximo año, Gerardo espera que el equipo alcance mayores logros:

“Uno siempre quiere hacer lo mejor y ser el mejor, pero por encima de los retos individuales están las metas grupales, queremos conseguir retos de equipo que nos brinden alegrías a todos”.

El equipo continúa entrenando hasta el 10 de diciembre cuando saldrá a un receso de fin de año para iniciar la pretemporada el 2 de enero del 2020.

Román, balance positivo